La Inteligencia Artificial, la solución a las devoluciones en el ecommerce

Aunque el comercio electrónico crezca cada año más y más, hay un problema que lastra el negocio: las devoluciones en el ecommerce. Según consideran algunos estudios, el 10% de lo que se compra en un comercio electrónicoen todo el mundo se devuelve. Sin duda, es mucho dinero el que se pierde. Hay un gasto por lo que supone enviar y recuperar el producto, pero además la mercancía devuelta en muchos casos no puede ser revendida. El sector se enfrenta a un serio problema. Pero la investigación tecnológica avanza cada día y parece que ya han encontrado una posible solución para frenar la sangría de las devoluciones en el ecommerce.

En la India, dos trabajadores de Myntra Design, Manchit Madan y Sajan Kedia, junto con Sumit Brar, empleado en Google, han desarrollado un sistema para predecir si un consumidor va a devolver un producto. La clave está en la Inteligencia Artificial, que avisa, como un chivato, de quién va a devolver el producto antes incluso de que se cierre la compra. Así pues, estos tres ingenieros informáticos han ideado un algoritmo que analiza las probabilidades de que tal consumidor vaya a devolver la compra.

Hay una serie de patrones que se repiten. Como cuando un carrito de compra online tiene más de cinco productos, hay un 72% de probabilidades de que el comprador devuelva alguno de los productos. O que se devuelvan artículos que estaban en stock y no novedades, o cuando una persona compra varios productos similares.

Tipificar el comportamiento del usuario para prevenir las devoluciones

Cada consumidor es diferente, pero su comportamiento puede ser tipificado. Y eso es lo que tratan de hacer Madan, Kedia y Brar, elaborar patrones para analizar las devoluciones en el ecommerce. Por ejemplo, aquel consumidor explorador, cuyo comportamiento es igual en el online como el offline, ir de tienda en tienda y probar distintos productos. O el repetidor, que compra un producto muy específico y que siempre tiende a volver al mismo sitio a comprar el mismo producto. Y muchos más patrones de comportamiento. Pero no solo han analizado los consumidores, sino también cuáles son los productos que más terminan siendo devueltos. Y gana con diferencia, la ropa.

El trabajo que están haciendo estos tres especialistas en IA abre una nueva puerta al comercio electrónico. Con estos resultados, los ecommerces podrán empezar a limitar el consumo de sus productos según qué casos anticipándose así a una posible devolución.