L’Occitane: cuando la suerte se busca y se trabaja

L'Occitane códigos descuentoL'Occitane códigos descuento
L'Occitane códigos descuento

El éxito planetario de una marca como L’Occitane no es producto de un solo día sino de años trabajando duramente. Sin cesar en la investigación para encontrar nuevos productos cosméticos de origen natural. Pero nada sería igual si detrás no hubiese estado el creador de estos productos, Olivier Baussan. Como toda gran marca, detrás siempre un genio, un loco, un apasionado emprendedor que apuesta por una. Y con o sin ambición de llegar a cuotas altas, termina siendo un referente empresarial a nivel mundial. Pero no solo se trata de tesón. También tienen importancia los golpes de suerte. Aunque hay que saber aprovecharla.

L'Occitane códigos descuento

No quiere decir que Baussan sea un tipo con suerte. Todo lo que tiene se lo ha trabajado, pero a veces también ha sabido remar a favor de la corriente. Como cuando en el momento del mayo del 68 y el despertar del ecologismo, decidió abrir una tienda de aceites esenciales y jabones creados a partir de las hierbas de la región. Estaba en Volx, un pueblo cerca de Manosque, justo en el corazón de la Alta Provenza. Allí sigue estando la fábrica original de L’Occitane. No significó aquello que rápidamente se hiciera famoso, pero si que empezaba a dar forma a una marca única y diferente.

Todo cambió en los ’80. Y otra vez la suerte (o la coincidencia) tiene mucho que ver. Justo cuando volvían de un entierro en Marsella, Baussan y su mujer vieron una fábrica de jabones medio abandonada. Allí estaba el dueño de la fábrica, un anciano que ya no podía hacerse cargo de la producción de jabón. Después de cuatro horas de agradable charla, el anciano le regaló la fábrica al pequeño tendero de Volx. Aquí empieza la verdadera historia de L’Occitane y de cómo a día de hoy son un referente en el mundo de la cosmética.

L'Occitane códigos descuento

Actualmente la firma francesa dispone de una facturación se encuentra alrededor de los 1.200 millones de euros y la cifra de negocio en torno a los 600 millones de euros. En el mercado americano, año tras año, se afianza aún más. El crecimiento en el 2018 fue del 59’3%. Es una empresa que opera en la bolsa y cuyos empleados disfrutan de acciones de la empresa. Además, L’Occitane tiene mucha confianza en el mercado español. Por eso prevé la apertura de hasta 30 tiendas durante este año y llegar a 70 tiendas abiertas en el país en tres años.

Pero nada de eso hubiese sucedido si Baussan y su mujer no hubieran entrado en aquella fábrica de Marsella a medio caer. Aunque las cosas no suceden porque sí, sino porque así las buscamos.